Dimensión de esfuerzo financiero público - En Argentina, considerando el histórico del porcentaje del PIB destinado a la educación, podemos observar que, luego de una disminución entre los años 2002 y 2004, se inicia un nuevo ciclo creciente de inversiones públicas en la educación. Partiendo de un porcentaje del PIB del 3,16% en el 2004, se llega a 5,33% del PIB al término de nueve años. O sea, en el 2014 se logra acercarse al 6% del PIB, referencia acordada para este indicador por los Estados de América Latina y el Caribe para la región. Cuando se relaciona el gasto público en educación con el presupuesto total del gobierno nacional, durante todo el período analizado, estos gastos nunca alcanzaron el 20% del presupuesto total, valor de referencia acordado por los Estados de América Latina y el Caribe para la región. Asimismo, los años 2008 y 2009 registraron los valores más altos en el período analizado (el 16,68 y el 16,95%, respectivamente). Después de este período, estos gastos fueron disminuyendo de manera continua hasta llegar al 14,71% del presupuesto total en el 2014 [sigue leyendo].

Dimensión de esfuerzo financiero público

Gasto público en educación como % del PIB

  • Gasto público en educación

  • /

  • PIB

Fuente: Instituto de Estadísticas de UNESCO (UIS).

Fecha de consulta: 4 de septiembre de 2017.

Descargar

Datos en millones de dólares a precios corrientes. Fuente: Cálculo cruzado entre Estadísticas sobre Educación e Indicadores de Desarrollo Mundial – Banco Mundial.

Fecha de consulta: 9 de julio de 2018.

Descargar

Datos en millones de dólares a precios corrientes. Fuente: Banco Mundial – Indicadores de Desarrollo Mundial.

Fecha de consulta: 9 de julio de 2018.

Descargar

Panorama Regional

Gasto público en educación como % del Gasto Total

  • Gasto público en educación

  • /

  • Gasto público total

Fuente: Instituto de Estadísticas de UNESCO (UIS).

Fecha de consulta: 4 de septiembre de 2017.

Descargar

Datos en millones de dólares a precios corrientes. Fuente: Cálculo cruzado entre Estadísticas sobre Educación e Indicadores de Desarrollo Mundial – Banco Mundial.

Fecha de consulta: 9 de julio de 2018.

Descargar

Fuente: Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Fecha de consulta: 9 de julio de 2018.

Descargar

Panorama Regional

Dimensión de esfuerzo financiero público

Los últimos datos comparables disponibles para los dos indicadores de esta dimensión se refieren al año 2015. Sin embargo, eso solamente ocurre para siete de los veinte países considerados en el estudio (Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala y Perú). Por otro lado, en el caso de Honduras se conocen solamente los datos referentes al año 2013. Cuba, Haití, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, Uruguay y Venezuela no reportaron datos de esta dimensión relativos a los últimos cinco años o más. Como se observa también en las demás dimensiones, los datos de Haití son insuficientes para calcular los valores de cualquier año del período considerado.

Entre todos los países de América Latina y el Caribe, solo Bolivia (desde 2002), Brasil (únicamente en el año 2013), Costa Rica (desde 2009), Cuba (en todos los años disponibles, eso es, 1998 a 2010) y Venezuela (2009) han logrado que su gasto educativo alcanzara el 6% de su Producto Interno Bruto (PIB).

Con respecto a los países que no alcanzaron el 6% del PIB en gasto educativo, seis han mantenido un crecimiento sostenido de inversiones en educación desde el inicio del estudio hasta los últimos datos disponibles: Argentina, Chile, Colombia, El Salvador y Uruguay. En el otro extremo, Panamá es el único país en que se ve una baja constante en los últimos años respecto a este indicador. Por otra parte, datos nacionales más recientes, todavía no disponibles en la plataforma del Instituto de Estadísticas de Unesco, apuntan hacia una disminución de los recursos destinados a la educación en varios países de la región en los últimos años, tales como Argentina, Brasil, El Salvador y Honduras, lo que revela un cambio en las tendencias de crecimiento señaladas en los años considerados en el estudio.

Con relación a destinar como mínimo el 20% del presupuesto público total a la educación, de acuerdo a los datos disponibles, cinco países (Bolivia, Costa Rica, Guatemala, México, Nicaragua y Venezuela) superaron este valor en algunos de los trienios del período analizado. Costa Rica es el único país que superó el valor de referencia en todo el período analizado. La discrepancia entre estos resultados y los datos de la comparación del gasto en educación con el PIB se debe a que la definición de gasto público total varía entre países, e incluso en algunos países varía a lo largo de la serie, razón por la cual este indicador tiende a mostrar un comportamiento más volátil en el tiempo y menos comparable entre países.

Lea aquí nuestro análisis sobre el financiamiento del derecho humano a la educación en América Latina y el Caribe.

Gasto en Educación como % del PIB

Gasto en Educación como % del Gasto Total

Dimensión de disponibilidad de recursos

Disponibilidad de recursos por persona en edad escolar

  • Gasto público anual en pre-primaria, primaria y secundaria

  • /

  • Población en edad escolar (pre-primaria, primaria y secundaria)

Datos en dólares PPP a precios constantes de 2011. Fuente: Cálculo cruzado entre el Gasto en Educación calculado a partir del PIB (Banco Mundial – Indicadores de Desarrollo Mundial) y la población en edad escolar, según datos del Instituto de Estadísticas de UNESCO.

Fecha de consulta: 4 de septiembre de 2017.

Descargar

Datos en millones de dólares PPP a precios constantes de 2011. Fuente: Cálculos propios a partir de Instituto de Estadísticas de UNESCO y Gasto Público en Educación calculado a partir de PIB (Banco Mundial – Indicadores de Desarrollo Mundial). Incluye el gasto no localizado por nivel educativo.

Fecha de consulta: 4 de septiembre de 2017.

Descargar

Fuente: Instituto de Estadísticas de UNESCO.

Fecha de consulta: 4 de septiembre de 2017.

Descargar

Panorama Regional

Dimensión de disponibilidad de recursos

Siete países de América Latina y el Caribe han incrementado de forma importante su disponibilidad de recursos desde el principio de la investigación y presentan los valores más altos: Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, México, Uruguay y Venezuela. Sin embargo, ninguno de ellos alcanza el valor de referencia para esta dimensión, que es de US$7.221,60, definido como el promedio de inversiones para cada persona en edad escolar por la mitad de países de menores ingresos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en el año 2010, considerándose la medición en dólares PPP constantes de 2011.

En los casos de Argentina y Brasil, es especialmente llamativo que los valores invertidos prácticamente doblaron entre el final de la década de los 90 y los dos últimos trienios disponibles (2010-2012 y 2013-2015, para Argentina; 2007-2009 y 2010-2012, para Brasil). De todos modos, incluso los países de la región que presentaron los valores más altos en el período estudiado están bastante lejos de alcanzar el valor de referencia anteriormente mencionado. El país mejor situado es Costa Rica, que destinó US$ 3.860,11 por persona en edad escolar en el trienio 2013-2015, valor que apenas supera mitad de la referencia para la dimensión.

Además de los países ya mencionados, otros dos demuestran avances constantes respecto a la dimensión de disponibilidad, pero no alcanzan ni un cuarto del mínimo recomendado: Colombia (salvo para el último año con dato disponible, 2013) y Perú. Sin las mismas perspectivas, todos los países analizados de América Central, con excepción de Costa Rica, están en una misma banda de bajísimas inversiones por persona en edad escolar, llegando al extremo caso de Nicaragua, donde fueron destinados US$ 371 por persona (alrededor del 5% del valor de referencia) entre 2010 y 2012.

Lea aquí nuestro análisis sobre el financiamiento del derecho humano a la educación en América Latina y el Caribe.

Recursos por persona en edad escolar

Dimensión de equidad en el acceso escolar

Brecha de desigualdad en asistencia escolar

La primera columna (quintil 5) se refiere a la quinta parte más rica de la población analizada, y la segunda (quintil 1) corresponde al 20% con menos ingresos de la población analizada.

Fuente: CEPAL. Fecha de consulta: 4 de septiembre de 2017.

Descargar

Panorama Regional

Dimensión de equidad en el acceso escolar

Sobresale la situación de Bolivia, República Dominicana y Perú, donde casi no hay diferencia entre los quintiles analizados en lo que toca al acceso a la escuela, e incluso el quintil con menores ingresos presenta niveles de asistencia escolar un poco superiores a los del quintil con mayores ingresos en los dos primeros países.

Por otro lado, El Salvador, Honduras, México y Uruguay presentan una marcada desigualdad. Estos cuatro registran el quintil que tiene más altos ingresos con una asistencia escolar superior en 15 puntos porcentuales o más a la del quintil con menos ingresos. En Uruguay la diferencia entre lo niveles de asistencia escolar de los dos quintiles supera los 27 puntos porcentuales, y en Guatemala menos de la mitad de las personas con menores ingresos tiene acceso a la educación.

Los otros países de la región presentan una brecha de acceso a la educación entre 5 puntos porcentuales, en el caso del Paraguay, y cerca de 10 puntos porcentuales, que son los casos de Colombia (10,4), Panamá (9,9) y Ecuador (9,5).

Lea aquí nuestro análisis sobre el financiamiento del derecho humano a la educación en América Latina y el Caribe.

Brecha de asistencia escolar

Comentarios generales

Por Campaña Argentina por el Derecho a la Educación (CADE)

En el período analizado se evidencia que la Argentina ha realizado un esfuerzo considerable para alcanzar mejoras significativas en el financiamiento del derecho humano a la educación.

La profunda crisis económica, social y política en la que estuvo sumergida la Argentina en el período 2001-2002 marcó el fin de un ciclo político y el comienzo de uno nuevo, en el que los indicadores educativos analizados presentan nuevamente –luego de una brusca caída– tendencias a la alza.

Hacia el final del período analizado se alcanzaron metas de inversión educativa nunca vistas, con una tendencia creciente a partir del año 2004 (el año más crítico). El gasto disponible en educación por cada persona en edad escolar más que duplicó en el 2013 (2,2 veces más) respecto del 2004, año en el que se registraron los niveles más bajos de todo el período analizado.

El impacto positivo de estos esfuerzos se pone en evidencia en la construcción de una mayor justicia social educativa: las brechas de desigualdad fueron reduciéndose en forma significativa.

Sin embargo, no se ha sostenido en el tiempo el compromiso de destinar el 20% del presupuesto público a la educación. Esto pone en evidencia que se requiere aún de mayores compromisos por parte de la dirigencia argentina para lograr que la educación sea verdaderamente una prioridad política y garantizar por ello su adecuado financiamiento.

La Argentina avanzó mucho. Está a mitad de camino y un poco más. ¡Que no haya retrocesos!